Mosqueteros

En mi casa somos como los mosqueteros…¡uno para todos y todos malos si lo pilla uno!

Suena a coña, pero en menos de tres meses, ya hemos cerrado tres ciclos de enfermedades. Esta vez es un simple resfriado, pero no veas la gracia que hace estar en la oficina del trabajo, a varios grados menos que en el exterior por estar en una buhardilla y con dos cirios de mocos estornudando como si no hubiese un mañana.

Lo más “divertido” es que, al no ser el único enfermo de la casa, las noches son de lo más moviditas (aún más de lo habitual). Por ejemplo:

22:00-Acostamos a “mini-bicho 1” tras un rato de pelea porque no quiere que lo acueste yo sino la madre, que tiene enganchado a la teta a “mini-bicho 2”.

22:30-Acostamos a “mini-bicho 2” en la cuna, pues se ha quedado dormido a mitad de la toma y no coge teta. No queremos que mamá coja frío y empeore.

22:45-Yo preparo algo ligerito (un elefante a la parrilla o algo así, que tengo que mantener mi línea) para cenar mientras mamá se toma un cola cao calentito para los “bocos”, que está muy congestionada y nos tomamos una pastilla para evitar fiebres y molestias derivadas.

23;15-Nos metemos en la cama. Nada de jugueteos que la familia ya es suficientemente grande y no cabemos más en casa. Mamá me pone los pies en la barriga para entrar en calor y me corta la digestión de la cena.

01:00-“mini-bicho 2” protesta diciendo que le habían dejado la teta a medias-

01:05-Mamá desenfunda teta y se apoya en mí espalda sentada en la cama mientras escucho a “mini-bicho 2” toser y chupar.

01:10-“mini-bicho 2” decide que se está muy a gustico en los brazos de mamá, se pega un peo y se vuelve a dormir.

02:25-“mini-bicho 1” protesta desde su habitación y llama a mamaaaá.

02:27-Mamá vuelve a la cama tras constatar que “mini-bicho 1” habla dormido (más bien grita, pero bueno).

03:03-“mini-bicho 2” vuelve a pedir teta desde la profundidad de su cuna…volvemos a la posición anteriormente mencionada.

03:25-Cuando por fin parece que vamos a dormir un poco…me meo to (corre corre al WC)

05:27-“mini-bicho 2” quiere más teta…yo quiero dormiiir

06:10-“mini-bicho 1” vuelve a llamar a mamaaaaá desde su habitación, pero esta vez esta despierto. Voy yo.

06:11-06:38-Lucha parricida en una cama de juguete con “mini-bicho 1” tirando patadas a diestro y siniestro al grito de “tu no, mamá”

06:42-“mini-bicho 1” se duerme usando mi brazo como almohada, conmigo medio en el suelo y después de haberse sonado los “bocos” en la manga de mi bata (aclaro que le hemos explicado muchas veces que hay que usar el pañuelo y no limpiarse los mocos en las mangas. Se ve que lo ha pillado, pero como no le hemos dicho nada de no hacerlo en las mangas de los demás…)

07:10-“mini-bicho 1” abre los ojos y dice que “a ayuná co poyó y pato” (a desayunar viendo Pocoyó y Pato, que hay que explicaroslo todo).

Bueno, pues eso son nuestras noches…haya mocos o no.

Supervivencia

Basado en hechos reales (maomeno)

Tengo una cuñada (en realidad, tengo dos, pero eso ya lo cuento otro día si acaso) que está haciendo un curso de temática deportiva (actividades físicas en el medio ambiente o alguna cosa por el estilo) en un pueblo de la sierra.

El otro día nos comentó así de pasada, que iba a hacer un ejercicio de supervivencia…cosa que me extrañó una barbaridad porque creo que no tiene nada que ver con el módulo que está estudiando.

No os voy a negar que, con mi pasado como militar y viendo que ella tiene menos carne que el tobillo de un canario alimentado a base de aire, me preocupé un poco (tampoco hay que dramatizar demasiado).

El dramatismo se fué a la mierda cuando volvió el otro día para celebrar el cumpleaños de su sobrino y me contó que uno de los ejercicios de supervivencia había consistido en hacer un horno para cocinar pan,..WTF???

Según parece, a día de hoy se considera un ejercicio de supervivencia el irse al campo a hacer marchas de 15-18 km. con una mochila con los útiles de acampada, hacer un horno para cocinar, y dormir bajo las estrellas bajo el cobijo de una lona de plástico…hay que joderse.

¿En serio se piensa esta gente que si se pierden algún día en el monte les va a ser de alguna utilidad el hacer un jodido horno?¿para qué?¿para comerse su pizza congelada? O que van a encontrar lonas de plástico con las que resguardarse…

Un ejercicio de supervivencia no es eso, eso es una pollada que han hecho por no entregar un miserable trabajo(que era la opción alternativa)…he dicho.

PD-Según nos dijo, habrá una segunda parte del curso de supervivencia…en la que los enseñarán a cocinar pizzas en su hornito (no, no es coña).