Carlos V y los jamones de caballo

 CARLOS V 
Hace años antes de casarme con la señora pirata,cuando aún vivíamos en Granada, íbamos paseando por la Alhambra cuando, al pasar por la fachada del palacio de Carlos V le digo…”hay que ver lo brutos que eran los arquitectos de aquella época…pues no que les dió por poner los llamadores de las puertas en la pared?”
Ella se me queda mirando, mira a la pared y me dice…”no cariño, no son llamadores, son las argollas que se usaban para atar los caballos”.
“Vale” digo yo y miro otra vez a las argollas…”pero…¿estos tios montaban en caballos o en dinosaurios? Porque con la altura que tienen, los pobres caballos iban a estar colgados como jamones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *