Carlos V y los jamones de caballo

 CARLOS V 
Hace años antes de casarme con la señora pirata,cuando aún vivíamos en Granada, íbamos paseando por la Alhambra cuando, al pasar por la fachada del palacio de Carlos V le digo…”hay que ver lo brutos que eran los arquitectos de aquella época…pues no que les dió por poner los llamadores de las puertas en la pared?”
Ella se me queda mirando, mira a la pared y me dice…”no cariño, no son llamadores, son las argollas que se usaban para atar los caballos”.
“Vale” digo yo y miro otra vez a las argollas…”pero…¿estos tios montaban en caballos o en dinosaurios? Porque con la altura que tienen, los pobres caballos iban a estar colgados como jamones”

Portugal is different

PORTUGAL IS DIFFERENT
Vale, quizá no sea tan diferente. Quizá sea que yo estoy traumatizado por no haber cumplido con el ritual iniciático de todos los jóvenes onubenses (de Huelva, pa los incultos)(o pa los de la LOGSE).
¿Y en qué consiste ese ritual que tan jodido te tiene? os preguntaréis.
Bueno…ejem…la cosa es de lo más simple…cuando alcanzas una cierta edad, te meten en un autobús cargado de viejos del inserso (y familiares tuyos), y cruzais la frontera del pais vecino en busca de sábanas, toallas, cuberterías y …gallos meteorológicos.

En mi familia TODOS lo han hecho, menos yo (joder, hasta mi hijo de 16 años ha ido ya más de cuatro veces!!!)
Pero es que además de esto que he contado antes, hay más curiosidades acerca del idioma portugués (básicamente que se toman la vida desde otro punto de vista). Para muestra un botón.
Id a cualquier kiosko que tengais cerca de casa y comprad una bolsa de ruffles jamón. Coméoslas (que pa algo las habéis comprado)…¿ya?, vale…ahora dadle la vuelta a la bolsa y leed conmigo las diferencias entre NUESTRAS ruffles y las SUYAS.
-EN ESPAÑA-
RUFFLES ORIGINAL. Las auténticas onduladas con toque justo de sal. Irresistibles.
(hasta aquí claro, ¿no?, vale…)

-EN PORTUGAL, LA MISMA VARIEDAD-
RUFFLES ORIGINAL. Todo o sabor da batata super-ondulada com una pitada de sal. A tua onda de sempre!
(aquí ya empezamos a diferenciar…¿allí las hacen con BATATA?, la sal ¿pita?…bueno, sigamos)

-EN ESPAÑA-
RUFFLES JAMON JAMON. Con auténtico sabor a jamón. Y del bueno.
(Claaaro, un cinco jotas, vamos…)

-EN PORTUGAL, (no busqueis la misma variedad, porque no existe…allí tienen…)
RUFFLES PRESUNTO. As tuas super-ondas Ruffles juntámos o tradicional sabor do presunto fumado.
(O sea, que allí no solo las hacen de Batata, sino que además sacan sabores alternativos…Ruffles marihuana o Ruffles hachís…o me vais a decir ahora que no es eso lo de “presunto fumado”)

-EN ESPAÑA-
RUFFLES RANCHERAS. Auténticos sabores y especias naturales para disfrutar a tu aire.
(po fale…)

-EN PORTUGAL (tampoco tienen de estas…son algo más vascas…)
RUFFLES CHURRASKO. O sabor original do molho Churrasko nas tuas batatas preferidas.
(Estooo, vale, lo que tu digas)

-EN ESPAÑA-
RUFFLES YORK´ESO. El sandwich más crujiente.
(Hay que tener huevos pa sacar un sabor de patatas que sea el de sandwich de jamón york y queso…con dos cojones…vamos a ver con que nos sorprenden los vecinos)

-EN PORTUGAL (tampoco busques esta variedad pues tampoco existe)
RUFFLES TOSTA MISTIKA. O sabor que estás habituado a encontrar nas tostas mistas que tanto aprecias.

(En este último caso se ha visto claramente la vena alternativa de los portugueses y como vieron el filón…dijeron, dos pajaros de un tiro…sacamos un nuevo sabor y si a la peña no le mola, da igual…como nos lo patrocina un parque temático, no tenemos pérdidas)
Señores de Matutano…aprendan de nuestros vecinos y saquen ya las Ruffles Port Aventura o las Ruffles Isla Mágica, cohone, que estan perdiendo pasta por momentos!!!

Fantasmas del mundo

Venga, volvemos por aquí con un poco de humor con chorradas que se me pasan por la cabeza mientras curramos en la tienda…hoy:
FANTASMAS DEL MUNDO
Hay una cosa de la que mucha gente parece no haberse dado cuenta y es de que los fantasmas tambien tienen varias razas como nosotros.
Yo solo me voy a extender hoy con los tres más conocidos, que son, los asiáticos, los americanos y los europeos.
A saber:
FANTASMAS AMERICANOS
Son igual de fantasmas que los propios americanos (los vivos, quiero decir).
Estos odian pasar desapercibidos, no les mola, estos quieren que los vean hasta vía satélite y por eso, brillan en la oscuridad como si tuviesen una pila plutonio en el culo y se hubiesen dado un par de capas de pintura fluorescente.
Estos asustan mediante efectos especiales tales como abrir la boca hasta puntos imposibles mientras gritan como condenados (como una mezcla de Hugo Chaves y Mónica Naranjo, vamos)
FANTASMAS ASIÁTICOS
Estos, por otro lado son como unas croquetillas con ojos.
Hasta la fecha no he visto ni uno solo que no sea un niño/a rebozado en harina hasta las orejas y con más pintura en los ojos que Marilin Manson.
Estos asustan a la gente comiendo velas, saliendo de pozos y cosas por el estilo….vamos, que ya le hemos encontrado un sentido a los programas de Tv tipo «Humor Amarillo»…son programas para entrenar a futuros fantasmas.
FANTASMAS EUROPEOS
Los más versátiles y estirados.
Aquí podemos encontrar desde el típico fantasma-sábana con bola y cadena hasta el caballero medieval sin cabeza.
Estos más que miedo dan lástima…como Carmen Sevilla o le antiguo presentador de cine de barrio.

AD&C: Origenes

AD&C- ORIGENES

Hay historias que hablan de otros mundos que coexisten en el mismo tiempo y lugar que el nuestro. Mundos en los que una simple variación, por pequeña que esta fuese ha creado una versión alternativa de nuestra realidad cotidiana en la que, por poner un simple ejemplo, no existen los coches y todo el mundo se sigue desplazando a pie, a caballo o en bicicleta. Bien, ahora coged esas historias y pensad en la más loca de las posibilidades, un lugar en el que lo más extraño es visto como algo cotidiano y atisbaréis un poco de lo que yo me encontré al despertar.

Si, despertar, porque me acosté en mi cama como cualquier día, tras una jornada laboral aburrida y gris como la de todos y cada uno de los días que la precedieron. Llegué a casa, me di una larga ducha, cené un plato de macarrones fríos que habían sobrado de la comida acompañados con un poco de tomate frito aún más frío y con sospechosas manchitas verdeazuladas en la superficie y me acosté temprano para reponer fuerzas de cara a un nuevo día tan gris y anodino como todos los demás.

Porque a fin de cuentas, eso es la vida ¿verdad? Una triste y anodina sucesión de días en los que comes, trabajas y pasas sin más hasta que llega tu hora y te conviertes en comida de gusanitos.

-Dios, cómo me gustaría tener alguna emoción que le diese algo de color a la vida-recuerdo haber musitado antes de girarme y cerrar los ojos.

Lo siguiente que recuerdo es una leve brisa acompañada del olor a hierba fresca y algún mugido ocasional. Y esa luz…una luz, tan intensa que hacía que la notase incluso teniendo los ojos cerrados.

Así empezó lo que ahora denomino mi aventura, aunque en aquel momento pareciese más bien una pesadilla o un mal sueño.

Al abrir los ojos, estaba convencido de que no era más que un sueño, pues me encontraba en medio de un gran prado, rodeado de vacas que me observaban con curiosidad.

-¿Qué miráis vosotras? ¿No tenéis nada mejor que hacer?-les grité con una mezcla de fastidio y sorpresa sin saber muy bien como había ido a parar allí.

-Pues mira, la verdad es que estábamos debatiendo entre nosotras sobre problemas de la política del reino, pero si aparece de la nada un desconocido completamente desnudo…pues como que perdemos un poco el hilo de la conversación, ¿sabes?-respondió la vaca más cercana mientras parecía estar comiéndome con la mirada.

-Eeeem…gracias, estooo ¿señora?¿Sería usted tan amable de indicarme en que dirección se encuentra el pueblo más cercano?-pregunté tratando de normalizar, en la medida de lo posible lo ridículo de verme conversando con una vaca.

-La villa más cercana se halla a poco más de un breve paseo, tras aquella colina de allí enfrente-respondió, apuntándome con el rabo hacia la dirección indicada.

Me marché a toda prisa en la dirección que me habían indicado, ansioso por conseguir algunas respuestas que pudiesen arrojar algo de luz a mi situación y, por qué no decirlo, algo más de ropa.
Tal y como me había indicado la vaca parlante, la villa no estaba demasiado lejos de donde había despertado. No había ningún cartel con nombre que pudiese servirme como referencia, pero había algo en aquel lugar que me resultaba vagamente familiar.

Vagué sin rumbo durante largo rato por las embarradas callejuelas, escondiéndome cada vez que escuchaba a alguien acercarse (por aquello de que iba en pelotas) hasta que dí con un tendedero sin vigilancia y pude hacerme con unos pantalones y una camisa.

Una vez algo más presentable, pude moverme con algo más de libertad por las calles, tratando de orientarme o, al menos descubrir de qué narices iba este sueño.

Estando en estos menesteres, terminé dándome de bruces con un edificio que destacaba sobre los demás por ser más grande…pero sobre todo por un cartelón enorme que colgaba de mala manera sobre la puerta de entrada y en el que había un texto que rezaba algo así como «KASAH CONZYSHTORIAL».

(continuará…)

No olvidéis que podéis seguir nuestra tienda en facebook y consultarnos cualquier duda o petición que tengáis, pinchando aquí mismo-> TRIGUETECH EN FACEBOOK